Cambios del estilo de vida para mejorar el peso y la salud

Sabemos que hay aproximadamente según la Internacional Obesity Task Force (IOTF) mil millones de obesos en el mundo y según la Organización de las Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación (FAO) cuenta 800 millones de personas desnutridas.
Tenemos en los países del tercer mundo trastornos de alimentación relacionados por un lado con vigorexia (consumo excesivo de alimentos proteicos y carbohidratos) y ortorexia (consumo exagerado por calorías de lo alimentos con la finalidad de no pasar de cierta cantidad) y por otro bulimiaa y anorexia nerviosa.

La obesidad se determina de acuerdo al índice de masa corporal (IMC) que va de 30 a 40 y de 40 en adelante es obesidad mórbida o grave. De 24.9 a 29.9 se trata solo de sobrepeso y lo normal se considera de 20 a 24.9.

El IMC se calcula de la siguiente forma:
El peso entre la estatura al cuadrado es decir si yo peso 83 kg y mido 1.79 metros:

83/(1.79x1.79)= 83/3.2= 25.9

Es decir mi índice de masa corporal (IMC) es igual a 25.9 o se que me encuentro en el grado de sobrepeso.

Además se debe de calcular el perímetro abdominal que no debe ser mayor de 90 en hombres y de 80 en mujeres.
El depósito de grasa abdominal se va al torrente sanguíneo a través del sistema porta y progresivamente se deposita en vasos arteriales ocluyendo la luz u ocasionando trombos que llevan a la insuficiencia de la irrigación (isquemia), a la oclusión (trombosis) o al desprendimiento de un coágulo con grasa (embolia). Estos trastornos por si solo pueden ser mortales o llevara a las secuelas graves de enfermedades como la parálisis de extremidades, total o parcial, pérdida del habla, o cambios severos de la sensibilidad.

Es importante considerar a la obesidad ya que conlleva complicaciones tales como el síndrome metabólico, en el cual debido a los niveles de triglicéridos, se trastornan los mecanismos transportadores de la glucosa a nivel celular, modificando el sistema de retroalimentación que mantiene el blance de glucosa, la concentración intra y extra celular, y  la ruptura de las moléculas del glucógeno intracelular fuente de energía almacenada. A su vez deteriorar la capacidad de funcionar de  los receptores de la célula con la insulina desarrollando resistencia a la misma, en la que los receptores dejan de ser eficientes para el efecto de la insulina, incapacitando a la célula para introducir la glucosa en forma adecuada al interior de las células. Se considera que la alteración mas importante es a expensas de cambios en los mecanismos transportadores a nivel de la membrana y que facilitan  el paso al interior de las células. Esto producirá niveles primero de glucosa elevados en sangres, segundo elevación de la insulina (hipersinuslinemia) y por último agotamiento de las células productoras de insulina (células beta) con el desencadenamiento de la enfermedad llamada Diabetes Mellitus tipo 2.

De acuerdo a las recomendaciones para clasificar al Síndrome metabólico (obesidad, glucosa en ayuno, colesterol HDL, triglicéridos y presión arterial) y las recomendaciones del ATP III, (National Cholesterol Education Program Adult Treatment Panel III), se marca el control del síndrome metabólico para detener sus complicaciones.

Tres o más de los criterios citados hacen el diagnóstico. El modificar estos factores, nos permiten detener el proceso, las secuelas de las enfermedades y la muerte.
Un tercio de la población de USA tiene sobrepeso y otro tercio tiene obesidad. Lo que hace considerar el problema por  estadísticas a nivel mundial como un problema epidémico, con prevalencias en España de sobrepeso de 60 por ciento y en Alemania de hasta el 70 por ciento.

Se ha determinado en estudios controlados en todo el mundo incluyendo Latinoamérica que el cambio en el estilo de vida con dieta y ejercicio son eficientes para mejorar la obesidad y el síndrome metabólico.

Una hora diaria de ejercicio, con una dieta balanceada que puede consistir en 50 por ciento de carbohidratos, 30 por ciento de proteínas y 20 por ciento de grasas repartidas en los tres alimentos consumidos en 24 hrs dan excelentes resultados.

Si el ejercicio además logra un gasto de 20 por ciento de las calorías consumidas en 24 hrs es mejor, y si sobrepasa esa cantidad de calorías cuando tenemos sobrepeso es excelente.

Es importante saber que los programas se deben individualizar para cada caso ameritando correcciones de acuerdo a la edad y la persona, así como a la genética, hábitos, etnia y ámbito social.

Te invitamos a visitarnos para diseñarte un programa de acuerdo a tu caso.

Exersice is Medicine

EIM

La propuesta de Exercise is Medicine pretende lograr que la práctica de la actividad física y el ejercicio, sean parte de un modelo integral de prevención y tratamiento médico de las enfermedades crónicas no contagiosas en ...
Leer más »

Cursos y Talleres

Taller EIM

Taller: "Ciencias del ejercicio y calidad de vida" el próximo sábado 21 de Octubre, Cd. de México. Horario: 9:00 a 12:30 hrs. Sede: Hospital Ángeles Pedregal. Salón de Usos Múltiples. Cd. de México.
Leer más »